En realidad, todo lo que pasa en nuestro planeta, pasa en un mundo

de agua. Algo en lo que somos únicos en todo el universo conocido hasta

hoy.

Al igual que nuestro planeta, los seres humanos somos agua en un 70%.

Una persona de 70 kilos, por ejemplo, contiene 50 litros de agua en su

cuerpo. ¿Dónde está os preguntaréis? Casi podríamos decir que dónde no

está, porque el 80% de nuestra sangre es agua. El 85% del tejido del

cerebro es agua. El 84% de los tejidos nerviosos de nuestro cuerpo son

agua. El 73% de nuestro hígado es agua. El 75% de nuestros músculos son

agua. El 30% de nuestros huesos son agua. Un ser humano es un colectivo

de millones de células que se reproducen o se renuevan periódicamente.

Cada una de esas células que constituyen nuestro organismo es agua en un

75%.

El agua también interviene en el funcionamiento de la digestión, el

metabolismo y la respiración; en la regulación de la temperatura del

cuerpo, en el equilibrio de la presión sanguínea, como transportador de

nutrientes… En cada una de estas funciones es imprescindible un eficiente

flujo de agua, ya que es el agua quien transporta y asegura que las

hormonas, los mensajeros químicos y los nutrientes, lleguen a nuestros

órganos vitales.

Aquí teneis una tabla que muestra el porcentaje de agua que contienen diversos alimentos.

agua-en-los-alimentos1

agua-en-los-alimentos2

Sacada del libro “¡Agua! Tu cuerpo tiene sed” de Christopher Vasey, Ediciones Obelisco (2008)