Estudio sobre las variaciones del ph del agua al ser tratada con EMO Primordial®

Autores:
Equipo multidisciplinar Nayadel.

 

Objetivo

El experimento que hemos realizado tiene por objetivo verificar que variaciones en el ph adquiere el agua pasada por el EMO Primordial.

Distintos usuarios del EMO han constatado que el agua tratada mediante este dispositivo, adquiere una ‘estabilidad’ que facilita procesos posteriores en los que el agua es determinante. Por ejemplo, procesos de fermentación, panificación, tratamientos alimentarios, germinados, ..

La HIPÓTESIS del presente experimento es que esa estabilidad observada se corresponde con una corrección del ph, fruto de la actuación de los principios del EMO, que determina un equilibrio iónico característico del agua así tratada.

 

Sobre EMO Primordial®

EMO Primordial de Nayadel es un dispositivo para ennoblecer el agua que, en forma de flujo, es recibida y tratada de forma continua.

EMO no pretende modificar los componentes del agua, ni añade ni elimina ninguno, sino que su objetivo es mejorar la estructura molecular del agua, recuperando la tensión natural de las moléculas y facilitando agrupaciones isomorfas (clusters) más armoniosas. A este respecto es ilustrativa la formación de cristales de hielo en aguas con tratamientos EMO.

Las formas de los ‘clusters’ son el resultado del tratamiento y entorno que han estado en contacto con el agua y entendemos, que esas formas constituyen la ‘información’ que almacena y transporta el agua.

Llamamos ‘ennoblecimiento’ a este proceso de reestructuración molecular armónica junto a la incorporación de información coherente. Para conseguir sus objetivos EMO trabaja de forma simultánea en tres líneas:

  • Inducción de movimientos de dinamización (vórtices, toroides y turbulencias). Estas dinámicas reproducen los caminos del agua en la naturaleza y constituyen los mecanismos de limpieza física y etérica.
  • Introducción de nueva información. La dinamización inducida tiene lugar alrededor de materiales con una frecuencia armónica reconocida (oro y cuarzos), con el objetivo de sintonizar al agua con estas vibraciones coherentes.
  • Creación y mantenimiento de un campo de frecuencias armónicas y estables. EMO ha sido diseñado en una lógica de ‘geometría sagrada’, incorporando el número phi (Proporción áurea) en todas sus medidas. Estas proporciones, junto a la propia dinámica del flujo continuo del agua, crean un campo anidado en torno al EMO que mantiene una resonancia constante. Esta resonancia sostenida facilita la puesta en fase del agua entrante.

EMO trabaja sobre la energía del agua, haciéndole ganar polaridad e inercia, diferenciando y armonizando su estructura interna, y acercándola a un estado vibracional más próximo y más saludable para el ser humano.

 

Definición de ph

El ph se define como el logaritmo negativo en base 10 de la actividad de los iones hidrogeno:

pH = -log10 [aH3O+]

Un pH igual a 7 es neutro, menor que 7 es ácido y mayor que 7 es básico a 25 °C.

Cuantifica como se han repartido los electrones en el proceso de ionización de la molécula de agua. Si hay una predominancia de los iones hidroxilo [OH-], nos dará una medición superior a siete y diremos que tiene naturaleza alcalina. Existirán más electrones libres, con mayor capacidad de neutralizar los radicales libres con los que interactúe. Si la medición es inferior a siete, lo consideramos de carácter ácido y en este caso, predominan los iones hidronio [H3O+] con menor número de electrones libres.

 

Metodología del Estudio

Para medir el ph antes y después del tratamiento con EMO, se ha construido un circuito cerrado en el que mediante un depósito con capacidad de hasta 50 litros y una bomba de agua eléctrica, se ha pasado el agua en flujo continuo y repetidas veces por el EMO.

El objetivo es, no sólo medir el primer cambio del ph en su paso por el EMO, sino determinar el nivel de convergencia al que tiende el ph final.

Protocolo de muestreo:

  1. Identificación del agua de entrada. (red, osmotizada,..)
  2. Llenado del depósito y medición inicial.
  3. Paso por el circuito bomba + EMO, durante cinco minutos.
  4. Medición del agua del depósito, mediante un PH-metro (potenciómetro) de Hanna.
  5. Repetición desde el punto 3, durante al menos dos horas.

Las medidas tomadas son ph, ORP y temperatura.

 

Resultados de las mediciones

Detalle del muestreo

 

Conclusiones

Habiendo realizado el experimento con tres muestras distintas de agua se ha constatado el aumento de ph en todos los casos.

Se han tomando seis muestras a lo largo de dos horas con intervalos de 20 minutos.

Se observa una primera subida rápida en el ph en las tres primeras mediciones, posteriormente se observa un crecimiento más lento y estabilizado. El efecto alcalinizador se intensifica cuando el agua entrante es más ácida, así el agua de ph 5,55 se eleva a 6,10 (+9,9%) mientras que el agua más alcalina con ph 8,30 sube a 8,68 (+4,6%).

Relación Ph inicial – Ph final: